Ir al contenido principal

Entradas

Entrada destacada

PEQUEÑOS CUADROS

Cansado de sus promesas incumplidas, cerró su alma de un portazo y lo expulsó de su corazón a patadas. Pero en su mente, aquel siguió rumiando con forma de bronca y de unas cuarenta no dichas a sopapos.

Generosa, de pie pese a la angustia, le cedió el lugar a la vida del otro y se quedó sola en la casa de muchas habitaciones para que aquel partiera hacia su rincón de libertad y silencio.

Guardiana, en la distancia, siguió cantando pese a los oscuros pensamientos y diseñó un encargo nuevo para proteger a esos lejanos.

Cálido, lo abrazó en una noche de frío entre chocolates y licores, y le brindó una ceremonia de amistad como hacia cierto tiempo se venía repitiendo en otros rostros y presencias, esas que no había alcanzado a ver antes.

Expectante, alzó el teléfono para explorar el misterio de su desaparición y el sonido de su voz y la promesa de una llegada le cambiaron el espíritu del día.Envalentonado, le puso dos vueltas de llave al cerrojo de su alma y decidió dejar de darle patada…
Entradas recientes

DILEMA

SÓLO SI LO CREES

Que cosa con éste blog. 

Éste espacio querido que creé allá por 2008 cuando aún no tenía demasiada idea de redes sociales ni de páginas web pero necesitaba difundir mi trabajo y, sobre todo, organizarlo. Comenzó como tal y luego, con la aparición de mi web y otros recursos, quedó como éste reducto en donde volcar sensaciones personales. 

Un blog personal, sí.

Ya sé, ya sé que vinieron decenas de recursos: Facebook, Instagram, Twitter, etc etc etc. Los he usado a todos. A algunos, todavía los uso. Pero, según pasan los años y según las prioridades y las energías cambian, se hace necesario revisar esas suscripciones y esas participaciones.

Y aquí está, mi "cronicario pisciano" con su interfaz simple y sus imágenes nítidas en donde sólo yo puedo escribir y sólo algunas personas comentar. No me molestan sus comentarios, muy por el contrario, los espero con ansias. Pero me temo que necesito éste búnker virtual como necesito convertir mi casa en un refugio de serenidad mientras ahí fu…

EL COLIBRÍ DEL MAR

La leyenda guaraní afirma que el colibrí revolotea de flor en flor para llevar a las almas de los que han partido hacia el Paraíso. Una variación de la misma afirma que cuando aparece un colibrí significa que el alma de los que amamos está en un buen lugar.

Hace poco más de veinticuatro horas, luego de un viaje adrenalínico por sus serpenteantes y verdes rutas, llegué a Brasil por cuarta vez. Fué inevitable pensar "es la primera vez en mi vida en que no llamaré a mamá para decirle que he llegado bien" Esa llamada mía era como el colibrí que ella esperaba para darle las buenas nuevas y la tranquilidad de que estaba en un buen sitio y en el mejor estado.

El complejo donde están nuestros apartamentos es de ensueño. De igual modo lo es la preciosa playa de Campeche, oculta graciosamente tras un pequeño paisaje antiguo. 

"Sigue derecho hasta la iglesia que está enfrente- me dice Carlos en español pero con un canturreo portugués muy particular-  y el caminito lateral te llevará …

VOLANTAZO

Dice el viejo refrán: "El hombre propone y Dios dispone"
Yo no estoy tan seguro de que sea Dios quien lo hace pero sí estoy seguro de sorprenderme cuando las circunstancias nos descolocan de repente frente a un cambio de dirección no sólo repentino sino radical.
VOLANTAZO.
La decisión tomada respecto de un tema, la proyección que teníamos luego de ella, el diseño de vida que nos proponemos ...todo queda en una suerte de tanque de líquido amniótico cuando el sacudón nos deja alelados frente a la situación que ha sido tan repentina como un golpe.
Al comienzo no sentimos dolor ni tristeza ni espanto. Sòlo un profundo desconcierto que nos deja con la mirada expectante y el cuerpo cansado como resultado de una extraña paliza.
La palabra VOLANTAZO me resulta atractiva y descriptiva "de un golpe". Quienes hemos vivido la espeluznante experiencia de un accidente automovilístico sabemos que en un instante el universo entero cambia por completo y se transforma en una abstracción …

OBJETOS

¿Para qué guardás esas cosas? - me dijo alguien un tiempo atrás- Yo las hubiera regalado en el mismo momento.


¿A quién?

¿Bajo que beneficios?

Entiendo que desde fuera se pueda ver que guardo tus objetos como he guardado los de Mireya, objetos que en muchos casos no tienen ningún valor económico ni ( ya no) ningún valor práctico.

Sé bien que no volverás a usarlos. Que en tu nueva realidad nada de esto tiene sentido.

Lo sé bien.

También sé que formaron parte de tu vida en la que te conocí, en la que me gestaste, en la que compartimos momentos buenos y malos.

Formaron parte de tu vida en la que te conocí como mi madre.

Esa energía tuya, ese olor y esos rituales quedan inscriptos en los objetos.

En ellos uno pone no sólo un cariño particular- por fútiles que parezcan esas chucherías- porque forman parte de una vida cotidiana. Hay una pequeña historia de noches y mañanas en cada uno de esos objetos. La ropa que trae la evocación de tu cuerpo y tu presencia, los aromas de esa polvera, esos…

LLUVIA EN EL VACÍO

Recuerdo otro domingo. 
Fue hace cuatro ó cinco años. 
Habías venido a almorzar conmigo. Como solíamos hacer cada domingo.
No recuerdo claramente si llovía. Pero es posible. 
La lluvia siempre me ha hecho feliz.
Quizá me recuerda al líquido en donde flotamos mientras nos mantenemos en el útero materno.
Quizá por eso el mar y los ríos nos serenan y atraen.
Recuerdo haber escrito en aquel momento: "...la felicidad de ver bien a los seres que amas"

Hoy es domingo y llueve de a ratos.
Hoy ...hoy debería decir "Confío en lo que percibo vagamente y que alguien que puede verte con claridad me confía...están bien aquellos que amo"

Pero hoy no estás conmigo aquí.


Aún no he comprendido como es aquello de "volverse una nube lluvia" según los budistas explican la muerte.


Aún no he comprendido que en un año, sólo en un año, vos y Mireya hayan dejado este vacío en mi vida terrenal.

Aún no comprendo por qué tus cosas que estaban llenas de tu vida y tu energía y sus cosas que estaban…

NO TE RINDAS

Los días se han vuelto interminablemente cortos.

Despierto en una marea de sábanas y almohadas contemplando el teléfono apagado que me desconecta de una situación que quiero imaginar que sólo ha sido soñada.

Tan sólo una pesadilla.

Lo enciendo con ansiedad tras pocas horas de sueño que se manifiesta pesado como un acantilado aplastando mi pequeño mar.

No hay noticias. No hay llamadas. Respiro aliviado. Es de mañana.

La noche es una larga sucesión de miedos e imágenes que intento conjurar con música y un té caliente. No, dos tazas de té caliente. Muy caliente. Cada taza de té es un refugio diferente donde me contiene un útero eterno que se convirtió en abrazo durante 49 años.

Hoy ese abrazo no me puede abrazar. Hoy esa mirada busca un universo que desconoce y no sé si me escucha y me ve. 
Sí, me escucha y me ve. Lo sé porque estoy tan intensamente involucrado que no sólo lo creo, lo sé. 

Porque el cuerpo y la vida humana son misterios infinitos. La ciencia no es más que un montón de estadístic…